19 febrero 2016

Cómo pintar fácilmente una barandilla oxidada

Eliminar partículas sueltas de óxido y pintura. www.enredandonogaraxe.com
Siempre que tenemos una barandilla, o una estructura, o alguna otra pieza metálica con óxido, nos da un poco de pereza pintarla, ya que pensamos que tenemos que lijar y eliminar totalmente el óxido y la pintura de hasta el último recoveco de la barandilla o de la pieza en cuestión. Pero hay algunos productos que nos permiten realizar un trabajo perfecto fácilmente, sin necesidad de realizar tanto esfuerzo.




Esmalte antioxidante directo sobre el óxido. www.enredandonogaraxe.com
En este proyecto voy a utilizar Oxirite de Xylazel. Este es un esmalte que se puede aplicar sin necesidad de aplicar antes ninguna imprimación antioxidante. Además, para aplicar Oxirite no necesito eliminar totalmente ni el óxido ni la capa de pintura que pueda tener aún en la barandilla. Todo lo que tengo que hacer es lijar y rascar para eliminar las capas de pintura sueltas y las partículas de óxido sueltas.

Remover correctamente pintura antigoteo. www.enredandonogaraxe.com
Limpio un poco el polvo de la barandilla y puedo empezar a pintar. Este esmalte tiene propiedades antigoteo, por lo que hay que removerlo con cuidado de abajo hacia arriba para que no pierda esas propiedades. En este caso aplico el producto directamente con una brocha sin necesidad de diluirlo, resultando fácil de aplicar, ya que cubre muy bien y no gotea. Si necesitamos diluirlo, para aplicarlo a pistola, debemos utilizar el disolvente Oxirite, ya que con estos productos es importante evitar problemas de incompatibilidades.

Aplicar sin necesidad de diluir. www.enredandonogaraxe.com
Después de una hora ya puedo aplicar la siguiente mano, siendo necesarias dos o tres manos (dependiendo de lo que carguemos la brocha y estiremos la pintura) para tener las 100 micras secas que recomienda el fabricante para conseguir una correcta protección. Aún así podemos dar otra mano en las zonas de la barandilla donde veamos que se puede acumular agua.

Con este producto podemos aplicar las dos o tres manos que necesitamos en el mismo día, no como con los esmaltes convencionales que hay que esperar al día siguiente para dar la siguiente mano.

El producto seca en una hora y ya podemos dar la siguiente mano, pero es muy importante no dejar pasar más de 8 horas entre una mano de pintura y la siguiente, ya que después de 8 horas empieza el proceso de curado que no termina hasta pasadas dos semanas. Y si aplicamos más pintura durante el proceso de curado la capa protectora no se forma correctamente.