11 mayo 2015

Unboxing cepillo guillame Stanley 78

Cepillo guillamen Stanley N 78. Enredandonogaraxe.com
Hace tiempo que me había fijado en este cepillo guillame (a pesar de como lo pone en el panfleto que viene en la caja, parece ser que es guillame sin n) de Stanley nº 78 expuesto en el escaparate de mi ferretería favorita, Ferretería Gallega, en la zona vieja de Pontevedra. Hace unas semanas me pasé por allí con mi padre, y decidió que me lo regalaba por mi cumpleaños.

Unbloxing cepillo guillame Stanley número 78

Unboxing cepillo de carpintero Stanley N 78. Enredandonogaraxe.com
Este cepillo de Stanley viene en una caja de cartón de estilo antiguo, con apenas un sencillo dibujo en blanco y negro en el exterior. Al abrir la caja aparece uno de esos papeles parecidos al papel cebolla que creo que se solían utilizar para proteger las herramientas metálicas de la humedad, y al retirarlo vemos el cuerpo del cepillo con el hierro (la cuchilla de corte) y la cuña ya puestas en su sitio. En un sencillo apartado tenemos la guía de profundidad y la guía lateral, y asomando por debajo del cuerpo del cepillo vemos un sencillo panfleto con un diagrama, las partes, e información sobre este cepillo de carpintero.

Diagrama con las partes de este cepillo carpintero. Enredandonogaraxe.comCaja antigua de cepillo de rebajar. Enredandonogaraxe.comPartes del cepillo guillame de Stanley. Enredandonogaraxe.com

Base del cepillo de carpintero. Enredandonogaraxe.com
Superficie lateral y guías del cepillo guillamen Stanley. Enredandonogaraxe.comLo primero en lo que me fijo al coger el cepillo en la mano es en la condición en la que viene la base, con un profundo rayado todo a lo largo, probablemente resultado de un rectificado con algún tipo de muela muy basta. Este cepillo de carpintero también tiene una superficie lateral de apoyo, que viene en unas condiciones sólo ligeramente mejores que la base. Lo mismo que las superficies de apoyo de la guía de profundidad y de la guía lateral. La verdad es que este cepillo tiene toda la pinta de ser una herramienta fabricada hace un buen puñado de años, y más si tenemos en cuenta que es de Stanley. Buscando un poco en internet veo que no es un cepillo que esté descatalogado, y Stanley lo muestra en su propia página web. Quizás los nuevos vengan con la base en unas condiciones algo mejores, aunque si no me equivocó un cepillo con la base perfectamente rectificada y lisa supondría doblar o triplicar el precio de un cepillo de este tipo. De todas formas, digamos que hablo sin tener un conocimiento amplio, que vaya más allá de haber curioseado los cepillos de carpintero a los que podía echar mano en los centros de bricolaje, o que pude haber visto en fotos en tiendas online en internet.

Tope de profundidad de cepillado. Enredandonogaraxe.com
El tope de profundidad del cepillo tiene un par de crestas en la parte posterior. Encajando una de ellas en una ranura que hay en un lateral del cepillo, podemos deslizar este tope de forma paralela a la base del cepillo. Y apretando el tope de retención lo fijamos para no cepillar más allá de la profundidad deseada.


Guía lateral del cepillo de rebajar. Enredandonogaraxe.com
La guía lateral, que nos permite ajustar el ancho de la ranura a cepillar, se puede colocar a ambos lados de cepillo, aunque normalmente irá en el lado contrario al que tenemos la ranura para el tope de profundidad. Tenemos una varilla que enroscamos en el cuerpo del cepillo, y esta guía lateral corre en la varilla, deslizándose por debajo de la base del cepillo sin tocarla. Se ajusta para cepillar el ancho que necesitemos y se fija apretando su tope de retención.


Cuña, hierro y palanca de ajuste. Enredandonogaraxe.com
Espuela lateral del cepillo de rebajar de Stanley. Enredandonogaraxe.comComo ya comenté, el hierro (la cuchilla de corte) y la cuña vienen puestos en una de sus posiciones en el cepillo. Y digo en una de sus posiciones porque la característica principal de este cepillo es que tiene dos posiciones para instalar el hierro: la posición que sería la más normal, algo adelantada con respecto al centro de la base; y otra segunda posición muy adelantada en el frente del cepillo, que permite cepillar casi hasta el final en rebajos que estén cerrados en el extremo. Desmontando la cuña encontramos que esta no está rectificada en la zona de contacto con el hierro, por lo que diría que no apoya bien sobre este. Y lo que llama la atención del hierro son esas acanaladuras que tiene en la parte superior, que engranan en los pequeños dientes que tiene la palanca de ajuste del cepillo. Esta palanca de ajuste sirve de ayuda a la hora de colocar la cuchilla en la posición deseada. Y aparte del hierro aún tenemos otra cuchilla en este cepillo guillame, una espuela en vertical atornillada en el canto del cepillo. Esta espuela va cortando por delante del hierro, en el lateral del rebajo, para conseguir que la viruta se levante con facilidad sin necesidad de romperse en el lateral.



Como comento en el vídeo, creo que a este cepillo le viene bien un rectificado, tanto en la base como en el lateral. No solo se trata de dejar una superficie lisa en la base, sino de que quede lo más plana posible.

El hierro, a pesar de que está bastante afilado tiene un pequeño estriado en el filo, por lo que utilizaré la guía de afilar para intentar dejarlo en mejor condición. 

Mientras escribo esto ya tengo la base del cepillo rectificada y he de decir que aunque no hice un trabajo muy bueno, estoy encantado con la facilidad de uso que se consigue con una base totalmente lisa que desliza con mucha suavidad. Espero tener pronto el vídeo y la entrada donde muestro cómo lo rectifiqué con papel de lija y mucha paciencia.