09 septiembre 2014

Ajustando las tablas y la ranura de la valla de madera

Arreglando la valla de madera. Enredandonogaraxe.com
Cuando hice esta valla de madera regulable en altura para los saltos del perro quise ajustar demasiado las medidas de la ranura en donde entran las tablas machihembradas y la longitud de esas tablas. El resultado fue que cuando quise montar la valla, una vez terminada y con el tinte protector seco, las tablas resultaban muy difíciles de meter, quedando encajadas a mitad de camino en las ranuras.

Preparado para fresar la ranura con la fresadora. Enredandonogaraxe.com
Limpiando la ranura con el formón. Enredandonogaraxe.comAparte de que aplicar dos capas de tinte suponen ocho capas de tinte estrechando la ranura (dos en cada cara interior de los listones y otras dos a cada lado de cada tabla), me fijé en que la parte superior de uno de los listones parece inclinarse hacia el interior (es parte del problema de comprar madera que lleva un tiempo puesta de pie en un centro de bricolaje, siempre viene algo retorcida y eso dificulta el trabajar con ella). Así que usando un fresa recta retoqué el interior de ese listón. El único problema fue que la guía lateral de la fresadora la tuve que poner en el pequeño reborde que quedaba entre el otro listón y el poste, por lo que la base de la fresadora quedaba elevada, pero con un trozo de marquetería debajo de la base prácticamente salvé esa diferencia de altura. Una vez realizado el fresado tan solo me quedó una fina tira de listón en el fondo de la ranura, pero la limpié fácilmente con el formón.

Rebanadas de madera eliminadas. Enredandonogaraxe.com
Recortar las tablas con plantilla para sierra de disco. Enredandonogaraxe.comTambién las tablas las corté tan solo dos o tres milímetros más cortas que el largo de la viga de madera que une los soporte laterales en la parte inferior de la valla, por lo que al meterlas en las ranuras en cuanto las inclinaba un poco se encajaban en los laterales y no bajaban hasta su posición. Pero con la plantilla para cortes a 90 grados con la sierra de disco resulta muy sencillo recortar unos milímetros en uno de los extremos de las tablas. Solo con eliminar una rebanada de madera igual al grueso del disco de la sierra más el grueso de esos restos que veis en la foto fue suficiente. Lijé un poco los cortes, apliqué las dos capas de tinte en ellos y la valla quedó lista.