08 junio 2014

2 proyectos de jardín, silla y tumbona

Sillas de jardín, para sentarse y relajarse. Enredandonogaraxe.com
Si tenemos un jardín, grande o pequeño, o al menos un pequeño porche o un balcón, tener unas bonitas sillas de jardín para sentarse y relajarse, o una tumbona para tomar el sol o para dormir la siesta nos ayudará a disfrutarlo un poco más.




Si, esta es otra de esas traducciones de woodgears que ya realicé hace tiempo y para las que no había escrito la introducción correspondiente.

Plantilla de ensamblado. Enredandonogaraxe.comEl primero de los proyectos es, como decía, una silla de jardín (el número 8). Es un diseño resistente bastante sencillo de realizar, incluso utilizando herramientas pequeñas de bricolaje, si seguimos los planos incluidos. La verdad es que si solo tenemos herramienta de bricolaje, como por ejemplo una sierra de disco y/o una de calar, para facilitarnos la tarea necesitaremos comprar madera de las dimensiones adecuadas, ya que no es sencillo cortar la madera a lo largo a pulso con esas herramientas. Otra opción es hacerse una sierra de mesa casera como algunas de las que se muestran en este blog.
Para que las sillas de jardín queden realmente bonitas hay que darle una ligera curvatura al respaldo, pero si no te sientes capaz de realizar esa curva con la sierra de calar (necesitarás bastante trabajo de lija para conseguir un trabajo fino) siempre puedes dejarlo recto. Y si tu intención es hacer varias de estas sillas lo más recomendable es fabricarse también la plantilla de ensamblado, ya que te agilizará el trabajo de montar todas las piezas de forma que queden perfectas y exactamente iguales. Y es que seguro que si te animas con este proyecto no fabricarás solo una.


Tumbona de jardín para echar la siesta. Enredandonogaraxe.com
El otro proyecto es una curiosa tumbona (número 5), aunque debería llamarle más bien banco para echarse la siesta en el patio. Resulta muy sencilla de hacer si seguimos los planos, aunque en esta ocasión los planos no están en sistema métrico. Siempre viene bien tener a mano en el taller una cinta métrica en sistema imperial. Aquí, igual que con las sillas de jardín, nos encontramos con la necesidad de cortar varias curvas en la madera, pero siempre podemos optar por dejar la superficie de la tumbona totalmente plana. El sistema para hacer las patas junto con unas lamas horizontales resistentes hacen que este sea un modelo de tumbona fácil y rápido de hacer.