28 mayo 2014

Colocar friso machihembrado de madera pintado de colores

Pared cubierta de friso machihembrado de madera de colores. Enredandonogaraxe.com
Ahora que la aventura de la casa rural va tocando a su fin tengo que ir mudando mi taller a otro garaje. Después de la limpieza pertinente dí una mano de pintura blanca en el suelo de cemento seguida de otra en la que usé un poco de tinte azul. No estoy seguro de que sea la pintura más adecuada, así que igual aplico también alguna pintura antideslizante o quizás me compre alguna alfombra antifatiga, ya se verá. Por el momento tenía un trabajo que necesitaba realizar cuanto antes, y es que una de las paredes del taller mete humedad desde el otro lado y no iba a quedar muy bien en los vídeos si la dejaba tal y como estaba. Eliminar la humedad no me resulta viable, así que me decidí a cubrir la pared con friso de madera machihembrada.





Algunos pensaréis que dejar la pared con el color de la madera quedará perfecto para un canal de carpintería, pero yo quise darle un toque de color, o mejor dicho de colores. Espero no haberme pasado y no os duela en los ojos ver tantos colorines.



La humedad que mete la pared no es mucha, pero la suficiente como para que no valga la pena pintarla, por eso pensé que la mejor opción sería cubrirla con machihembrado. En el garaje en donde tenía el taller que habéis visto hasta ahora en mis vídeos también tenía humedad en la pared (mucha más, a veces hasta una pequeña capa de agua) y en aquella ocasión la cubrí con plástico y paneles de aglomerado sobre listones de madera tratada, y aunque el aglomerado se deformó debido a cambios de temperatura y humedad (y no me refiero a que se haya hinchado por absorber agua) creo que aguantó bastante bien. Como la humedad es mucho menor en esta pared de este otro garaje estoy seguro de que cubrirla será una opción buena y barata.

Pinturas e hilo para pintar. Enredandonogaraxe.com
Machihembrado clavado en los listones. Enredandonogaraxe.comEl friso de madera que compré es el más barato que encontré, con nudos rotos y algunas zonas donde supura resina, aunque por suerte solo supura un poco de resina en un par de sitios en la parte frontal. Desde luego no usaría este machihembrado para el interior de la casa. Para pintarlo rebusqué todos los botes viejos de pintura que tenía, incluyendo los que eran para pintar metal, y encontré un paquete de hilo que había comprado también hace tiempo, aunque tuve que comprar un bote de pintura roja y otro de amarilla (mezclándolas conseguí también el naranja). Haciendo una bola de hilo, mojándola en la pintura y frotándola sobre las lamas del friso las fui pintando poco a poco. Así conseguimos que en lugar de tener madera pintada tenemos un efecto de madera tintada, con todas las vetas perfectamente visibles. Una vez las tuve pintadas las corté todas al medio. Y algunas de esas mitades las corté también al medio.

Listones atornillados a la pared del taller. Enredandonogaraxe.com
Para poder colocar el recubrimiento de madera en la pared, primero necesito instalar unos listones verticales. Los que yo usé están tratados y también eran los más baratos que encontré. Les hice un agujero en el medio y otro a unos 15cm de cada extremo, metí un clavo de acero en cada agujero, coloqué el listón en la posición deseada (en mi caso a 60cm unos de otros) con cuidado de tenerlo nivelado y clavé los clavos algo así como medio centímetro. Retiré los clavos y el listón y taladré agujeros de 8mm de diámetro en las marcas dejadas por los clavos, inserté unos tacos de nailon y atornillé el listón a la pared. Así poco a poco hasta tener todos los listones colocados.

Plástico de invernadero cubriendo la pared. Enredandonogaraxe.com
Encima de los listones coloqué dos capas de plástico de invernadero para proteger las lamas del friso de la humedad. En el otro taller había colocado el plástico directamente contra la pared, pero creo que separando el plástico de la pared ayudará a que se ventile la humedad. Como los listones quedan directamente en contacto con la pared húmeda, necesitaba que los listones estuviesen tratados.

Lama cortada con la forma de la viga. Enredandonogaraxe.comYa solo me quedaba clavar las tablas de madera del friso a los listones usando unos clavos sin cabeza. La parte más complicada es clavar la fila inferior, pero si vamos instalándola con ayuda de un nivel a la vez que la siguiente fila, como se ve en el vídeo, conseguiremos dejarla bien nivelada. El resto de las filas resultan muy sencillas de colocar y tan solo tuve que tener cuidado de no hacer coincidir dos lamas del mismo color. A partir de la segunda fila tan solo uso un clavo en el medio de la parte superior de las lamas.

Hay sistemas para ocultar los clavos y también grapas para instalar machihembrado que van ocultas, pero no necesitaba tanto para el taller. Normalmente embutiría la cabeza de los clavos en la madera con ayuda de un botador, pero dejo la cabeza de los clavos sobresaliendo ligeramente ya que quiero poder quitarlos si fuese necesario en el caso de que los cambios de humedad y temperatura afecten demasiado a estas lamas.