06 marzo 2014

Como reforzar uniones a inglete insertando chapas

Unión a inglete reforzada. Como cortar una esquina con uniones a 45 para insertar una chapa. Enredandonogaraxe.com
Después del fracaso intentando reforzar con tubillones las uniones a inglete de la puerta de la vitrina, pensé en cortar unas ranuras en las esquinas e insertar unas chapas bien encoladas para reforzar las uniones a 45 grados.



Colocación de la puerta para cortar las esquinas y reforzar las uniones a inglete. Enredandonogaraxe.com
Reforzando las uniones a 45 grados con unas chapas de marquetería. Enredandonogaraxe.comTípicamente para esta tarea se fabrica una guía para cortar las ranuras con la sierra circular, pero no quería pasar el trabajo de fabricar una en este momento, así que me decidí a probar este sistema con la sierra de disco de mano. Por suerte los largueros de la mesa que me fabriqué para las herramientas del taller son bastante altos, y uno de ellos está perfectamente enrasado con el canto del tablero de la mesa, por lo que tengo ahí un buen lugar para colocar la puerta de la vitrina en vertical, con los lados inclinados a 45 grados. Resultó sencillo sujetar la puerta colgándola con unos clavos y poner un listón al lado como superficie de deslizamiento para la sierra circular y de apoyo para su guía, aunque como comento en el vídeo no resulta tan sencillo mantener la guía apoyada contra el listón.

Echar cola en la chapa y en la ranuras fue echar demasiada cola de carpintero. Enredandonogaraxe.comPara los refuerzos la mejor opción quizás habría sido usar madera maciza, pero otra vez no me quise complicar y usé un trozo de marquetería para obtener las chapas para insertar en las ranuras que corté en las esquinas y así reforzar las uniones. Regular la profundidad de corte resulta sencillo (no se muy bien qué profundidad debería darle y quizás me pasé un poco), pero ajustar el ancho de la ranura requiere un poco de pulso y paciencia. Si la chapa de madera es del mismo grueso que el disco de la sierra no hay ningún problema, pero este no fue el caso y tuve que regular la guía lateral de la sierra para ajustar la ranura en tres cortes. El resultado, para ser la primera vez, resultó bastante satisfactorio. Ya solo quedaba encolar las chapas (sin pasarse echando cola blanca de carpintero en ranuras y chapas), dejar secar la cola, cortar los trozos de chapa que sobresalen con la sierra de costilla y lijar para que queden niveladas con el canto de los listones que forman la puerta.

Agujeros para los tubillones mal alineados. Enredandonogaraxe.com