07 febrero 2014

Como fresar moldura decorativa y caja para los cristales, pequeña vitrina de colgar

Laterales apretados con sargentos mientras seca la cola de carpintero. Enredandonogaraxe.com
Ya tengo la estructura de los laterales fabricada, pero dejarla tal cual está queda un poco sosa. Hay muebles que quedan muy bonitos con todas sus esquinas y todos sus ángulos rectos, pero en este caso fresar una moldura alrededor de los cristales supondrá una gran diferencia y es una de las muchas cosas por las que uno se decide a comprar una fresadora.

Para la moldura decorativa uso una fresa con un rodamiento que sirve de guía al apoyarla contra los mismos listones que forman los laterales de la vitrina. El filo de esta fresa tiene dos curvas enlazadas en forma de S y termina en la parte superior con un pequeño filo vertical. No la confundas con la que tiene una sola curva. Estas fresas las podéis encontrar en casi cualquier juego barato de fresas, de los que muchas veces vienen de regalo cuando nos compramos la fresadora.








Piezas de los laterales de la vitrina. Enredandonogaraxe.comJuego de fresas barato con el que fresar algunas molduras. Enredandonogaraxe.comFresando moldura decorativa en el lateral de la vitrina. Enredandonogaraxe.com

La técnica para fresar las molduras consiste básicamente en regular la altura de fresado e ir cortando en sentido horario, eliminando material poco a poco hasta que el rodamiento queda apoyado contra la madera durante todo el recorrido. Con unos trozos de madera bloqueamos la pieza de trabajo para que no se mueva y en el interior colocamos unos tacos con la misma altura que los listones de nuestros laterales para tener superficie de apoyo para la base de la fresadora. Y si os preguntáis por qué no encolo antes, es porque a lo mejor algunos preferís cortar unas ranuras y meter una chapa en lugar del cristal, y no podríais fresar esta moldura con la chapa puesta.


Fresando la caja para alojar el cristal. Enredandonogaraxe.com
También utilizo la fresadora, en esta ocasión con una fresa recta y su guía para cortes rectos, para fresar la caja donde se alojará el cristal en la parte interior de cada lateral. Después de los ajustes pertinentes resulta una tarea sencilla, aunque no está de más tener en cuenta el sentido en que fresamos, ya que tanto con esta tarea como con la del fresado de la moldura podemos encontrarnos con grandes astillas de madera que rompen y estropean la apariencia del fresado realizado. Realmente nunca tuve un caso tan grave como para no eliminar el roto a medida que continuaba profundizando el fresado, por lo que suelo fresar en ambos sentidos, pero siempre tengo presente que el fresado se puede estropear, así que intentaré explicar esto más adelante en otra entrada.

Podéis ver en el vídeo todo el procedimiento y las cosas a tener en cuenta, como por ejemplo el asegurarse de que el rodamiento siempre terminará por apoyarse contra los listones, prestando especial atención a que no quedará por debajo del listón central, que es más estrecho que los demás.