01 septiembre 2013

Armario para ingletadora

Armario para ingletadora Parkside, enredandonogaraxe.com
Ya hace unos meses que me compré la ingletadora Parkside del Lidl y tengo que decir que estoy bastante contento con ella (no puedo decir lo miso de la clavadora eléctrica que se atasca continuamente). Aún tengo que ajustarla bien y prepararle un par de cosas, pero lo que más me urgía era hacerle un sitio donde ponerla y donde poder usarla sin tener que estar moviéndola cada vez que la necesitase. A pesar de ser una máquina que podemos mover sin demasiados problemas lo mejor es dejarla fija en un sitio ya que estar con ella de un lado para otro y haciendo sitio en la mesa para usarla [¡Viva el desorden!] no es precisamente una forma cómoda de trabajar.

Banco para ingletadora Lidl, enredandonogaraxe.com
Si tenéis una sierra ingletadora, como esta del Lidl o de cualquier otra marca, ya sabéis que tenéis al menos cuatro problemas: tenerle un sitio fijo donde usarla; la cantidad de polvo y serrín que genera y lanza hacia atrás; la pequeña base de apoyo para la madera y la necesidad de ajustarla bien.
Cajón para recoger el serrín de la ingletadora, enredandonogaraxe.com
En esta entrada fabrico un banco o una mesa donde dejar la ingletadora instalada, incluyendo un cajón detrás para disminuir la cantidad de serrín que se va volando por el taller. De esta manera arreglamos o reducimos los dos primeros problemas. Ya veremos en otra entrada como solucionar el problema de la base de apoyo pequeña. Y en cuanto al problema de ajustarla perfectamente veré que puedo hacer, pero de momento, para mi, conseguir realizar una unión a inglete perfecta aún es una fantasía por cumplir.
Soportes del voladizo, enredandonogaraxe.com
Podría haberme fabricado un armario desde cero, pero a veces no hay que complicarse demasiado, así que opté por comprar, a buen precio, una estantería de madera que me pareció bastante resistente. Las baldas son de listones, por lo que me resultó muy sencillo usar una de ellas para fabricar la balda en voladizo a nivel con otra que dejé a la altura deseada para instalar la ingletadora. La propia estructura de la estantería ya define el cajón detrás de la ingletadora, así que solo hay que cerrar las paredes con una chapa fina. Yo usé una de 3mm que mandé cortar con las medidas que necesitaba en el centro de bricolaje donde la compré. Vemos en el vídeo el proceso que no tiene mayor complicación.
Y aprovechando que tengo paredes de "madera", atornillo la estantería a la pared en seis puntos. Si tenéis una pared de ladrillo u hormigón tendréis que taladrar la pared y usar unos tacos de nylon para poder fijar la estantería a la pared, ya que si no lo hacéis este tipo de estantería os bailará demasiado.
...
A partir de ahora saldré más a pasear con Josephine ...