10 enero 2012

Cepillo de carpintero barato (y malo)


Sencillo banco de carpintero, enredandonogaraxe
Toda la tarde peleándome con un pequeño cepillo de carpintero de mano. Ya ni me acuerdo cuando lo compré o cuanto me costó, pero si me acuerdo que nunca había sido capaz de sacar una triste viruta con él.
El caso es que hace unos días estuve grabando y preparando una entrada sobre afilado de formones y ya de paso afilé la hoja de ese pequeño cepillo. Después de ajustar la hoja como mejor se me ocurrió, lo probé y funcionó. Bueno, sacaba virutas sin atascarse, decir que funcionaba es mucho decir, no hacía maravillas, las virutas no eran todo lo finas que me gustaría y además la superficie de la madera no quedaba allá muy perfecta. Aún así me animé y compré un cepillo más grande (y barato, muy barato).
Lo que intenté esta tarde fue ajustar el pequeño cepillo para que funcionase mejor, lo que implicaba pulir la base con ayuda de unas lijas para metal y con ayuda de limas rectificar algunas zonas para posicionar la hoja correctamente (incluyendo la modificación del ángulo del filo). Llegó un momento en que parecía que todo iba viento en popa y de repente algo se fastidió.
Un cepillo de carpintero profesional está sobre ciento y pico largos, doscientos euros. Uno decente sobre unos cincuenta euros. Uno cutre seguro que se encuentra por veinte euros. El mio me costó 8,6€ (fun ó barato que se dice aquí en Galicia).
Voy a preparar la entrada sobre como afilar los formones y ya veré que hago con los cepillos. El grande estoy pensando en dejarlo como adorno, quizás vaya a por el compañero que costaba 6,5€.

Cepillo de carpintero, enredandonogaraxe     Cepillos de carpintero, enredandonogaraxe                                      Cepillo de carpintero, enredandonogaraxe